Escandaloso: tráfico de influencias en Chavín de Huantar

Alcalde y su primo hermano, se hacen de obras con empresa que usan como maquillaje, utilizando al suegro del segundo. “Temple sabia de esto y se hizo el loco”
Comparte la publicación

Matonería, malversación, corrupción, tráfico de influencia, entre otros, pareciera ser la definición más exacta a la gestión de Joel Rosales Vega, alcalde de la Municipalidad Distrital de Chavín de Huantar, sobre quien pesa una serie de denuncias, pero un halo de impunidad que lo protege lo ha hecho impune hasta hoy.

Nuestro equipo periodístico viene realizando un seguimiento a su gestión y las sorpresas no se dejaron esperar, basta con detenerse en la revisión de los procesos de selección, para darse cuenta las irregularidades existentes en cada una de ellas.

Una empresa que ha sido privilegiada con varios proyectos, centra nuestra atención: se trata de la “Constructora y Servicios Múltiples San Antonio de Padua E.I.R.L”. De acuerdo a la ficha RUC, esta empresa, inicia sus actividades el 01 de Enero de 2015, precisamente cuando Joel Rosales Vega, asumía el cargo de alcalde del Distrito de Chavín de Huantar y tiene como Gerente General a Espinoza Vidal Efrain. Su inscripción Ante la Sunat se realizó el 24 de diciembre de 2014, cuando Joel Rosales Vega ya había ganado en las últimas elecciones Regionales y Municipales.

Se trataría de una empresa creada con un evidente objetivo de favorecerse con las obras de la Municipalidad, ya que como consta en el registro de proveedores del Organismo Supervisor de Contrataciones del estado (OSCE), esta empresa se ha adjudicado de 5 proyectos únicamente en este municipio, evidenciando un clarísimo tráfico de influencias.

Objeto la Contratación de una Persona Natural o Jurídica para Servicio de Consultoría de Obra para la Supervisión de la Obra Mejoramiento de la Capacidad Resolutiva del Centro de Salud Chavín Micro Red Mosna Red Huari Disa Ancash, por la suma de S/ 114,085.

Objeto la contratación de una persona natural o jurídica para la ejecución de la obra mejoramiento del servicio de agua potable e instalación del servicio de desagüe en el caserío Tanín del Distrito de Chavín de Huantar Huari, por el valor de 1 millón 373,539, que literalmente se han hecho agua, ya que la obra consistía en un reservorio, con sus redes de distribución a domicilio, la que debió llevar agua potable a más de 130 familias hace más de 2 años, sin embargo esta obra simplemente no sirve, un elefante blanco más, fruto del favoritismo y la corrupción, razón por el que hasta la fecha no se ha hecho entrega de la misma y tampoco ha sido liquidada.

Contratación de una persona natural o jurídica para la ejecución de la obra “ampliación y mejoramiento del sistema de saneamiento básico en el caserío de Shampon del distrito de Chavín de Huantar – Huari – Ancash” 709,406, otra estafa en cuanto a presupuesto asignado que no concuerda con el número de familias beneficiadas que son solo 5 familias, el cual al igual que las otras no cuentan con la autorización de la Autoridad Nacional del Agua (ANA),Tampoco cuenta con el Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA) y fue hecho como dicen los pobladores “al Champú”.

Contratación de la ejecución del servicio de la actividad denominada “mejoramiento de la I.E. N° 86468 – I nivel primario y secundario integrado del centro poblado nuevo progreso, distrito de Chavín de Huantar – Huari – Ancash”, por el valor de S/. 217,912.

Contratación de la ejecución del servicio de mantenimiento de la infraestructura pública “mantenimiento del almacén de imagen institucional de la municipalidad distrital de Chavín de Huantar, distrito de Chavín de Huantar – Huari – Ancash” por el costo de S/. 193,789.

Si miramos con un poco más de detenimiento, advertimos, que el Gerente General de la empresa es Efraín Espinoza Vidal, padre de Danicza Espinoza Melgarejo quien es pareja sentimental de Julian Quevedo Rosales Vega, por lo que se concluye que es suegro del primo hermano del alcalde Joel Rosales Vega, quién se dedica a las labores de docente y vive de su sueldo de docente, además a simple vista no cuenta con los recursos económicos para ejecutar obras, de manera que sería una empresa fachada, a través del cual el alcalde Joel Rosales Vega y su Primo hermano Julián Quevedo Rosales Silva, se hacen de las obras y manejan a sus anchas los proyectos y la empresa, incurriendo en un presunto delito de lavado de activos.

Además con esta actitud habrían vulnerado dolosamente el Artículo 10, de impedimentos para ser postor y/o contratista, de la Ley de Contrataciones del Estado y su Reglamente, que en el literal F expresa la prohibición para el cónyuge, conviviente o los familiares hasta el cuarto grado de consanguineidad y segundo de afinidad.

Como se recuerda fue Julián Quevedo Rosales Silva (primo hermano del alcalde), quién habría participado en la agresión con pistola en mano, en octubre de 2016, contra los miembros del comité de revocatoria, en el que resultaron heridos varios integrantes de este colectivo civil y formaría parte de los matones que estarían dirigidos por el alcalde Joel Rosales Vega.

De acuerdo a las versiones del Frente de defensa de los intereses del pueblo de Chavín de Huantar, de esto tenía conocimiento el suspendido Presidente de la Junta de Fiscales de Ancash Jorge Luis Temple Temple, quién no hizo nada en absoluto, alimentando las sospechas de que estaría favoreciendo al alcalde Joel Rosales Vega, ¿a cambio de qué? se preguntan.

¿Qué opinas?

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*